¿Pará qué sirve la prótesis dental?

Las prótesis dentales se usan para reponer los dientes perdidos mediante dientes artificiales, restaurando la estética dental y la función masticatoria.

La prótesis dental evita que el conjunto de la boca se deforme por desplazamientos dentales inadecuados, generadores de nuevos y mayores problemas.

En qué me beneficia el uso de prótesis dentales

Con la prótesis dental restauraremos la estética dental, la sonrisa, volumen y forma de la cara, sin olvidar la función masticatoria fundamental para el mantenimiento de la salud en general.

Las prótesis dentales previenen posibles interferencias y la aparición de caries, solucionando muchos problemas de la articulación de la mandíbula. Es fundamental reponer lo antes posible los dientes perdidos con prótesis dentales.

Tipos de prótesis dentales

Las prótesis dentales son de distintos tipos:

  • Prótesis dentales fijas. No pueden retirarse de la boca una vez instaladas más que por el dentista. Son prótesis que van cementadas sobre uno o más dientes previamente tallados. Son las conocidas como fundas, coronas o puentes.
  • Prótesis dentales removibles. El paciente debe retirarlas varias veces al día para su limpieza. Pueden ir sujetas a diente en caso de las prótesis esqueléticas, o bien ir sujetas a las encías, en caso de no tener dientes, conocidas como prótesis completas.
  • Prótesis dentales mixtas: Como su nombre indica están compuestas de una parte fija y otra removible. Ambas partes están unidas por un anclaje llamado atache, formando un único diseño. A diferencia de las removibles, resulta una prótesis más estética ya que no tiene los brazos del retenedor.